La música de los árboles no se limita al rumor de las hojas agitadas por el aire. Un artista ha logrado hacer cantar a los árboles a través de un tocadiscos modificado que, basado en un software especial, interpreta al piano las variaciones de los anillos de crecimiento de los troncos.

Years, de Bartholomäus Traubeck.

“Un tocadiscos modificado que funciona con discos de madera. Los datos de los anillos de crecimiento anuales se traducen en música.”

“Los anillos de los árboles  son analizados por su resistencia, grosor y tasa de crecimiento. Estos datos sirven de base para un proceso generativo que da salida a la música de piano. Se asigna a una escala que es de nuevo definida por el aspecto general de la madera (que va de la oscuridad a la luz y de la textura fuerte a la textura liviana). La base de la música se encuentra sin duda en el conjunto de reglas definidas por la programación y la configuración del hardware, pero los datos obtenidos de cada árbol interpretan este conjunto de reglas de manera muy diferente.”