Es frecuente que las expectativas de las empresas para contratar y lo que ofrecen a cambio no sea muy proporcional, especialmente en los tiempos que corren. Pero ¿qué haríais si os ofrecieran el trabajo más difícil del mundo?

Un experimento sociológico: un puesto de trabajo falso, anuncios on-line y en prensa escrita. Todos falsos. Pero las entrevistas a los candidatos son muy reales.

A medida que las condiciones del trabajo se van desvelando los candidatos se sorprenden más y más. Altas cualificaciones, horarios demenciales, disponibilidad total al servicio del empleador. Y la retribución no parece proporcional precisamente. ¿Habrá alguien tan desesperado como para aceptar?

Vídeo de la entrevista para el trabajo más difícil del mundo

Pues por más sorprendente que parezca, hay miles de millones de personas que lo hacen.

Todas mujeres.

Todas madres.

¡FELIZ DÍA DE LA MADRE!