Angelical coro de grillos, por Jim Wilson.El músico Jim Wilson grabó una noche el canto de los grillos en su patio trasero, llevó la grabación al estudio y empezó a experimentar. De todas las ideas que se les ocurren a los artistas para revelar la belleza que se esconde en cualquier sitio esta es una de las que más me han sorprendido. Jim Wilson simplemente ralentizó la grabación. No retocó nada más, no fue necesario.

El canto de los grillos ralentizado adquiere una cualidad casi humana, como un coro maravillosamente dulce y armónico. La grabación consta de dos pistas: En la primera suenan los grillos a velocidad normal, tal y como los oímos todas las noches. Y en la segunda suenan muy ralentizados. Sinceramente, si no supiéramos que son grillos ¿quién se lo imaginaría?

En palabras de Tom Waits : “Wilson siempre juega con el tiempo. Recientemente escuché una grabación ralentizada del canto de los grillos. Suena como un coro, suena como música angelical. Es brillante, celestial, pleno de armonía y con partes de bajo. Te resultará increíble. Es como un coro bajado del cielo, y únicamente está ralentizado, la grabación no ha sido manipulada en absoluto. Así que creo que cuando Wilson reduce la velocidad a la gente, te da la oportunidad de verlos moverse a través del espacio. Y hay algo que decir acerca de ralentizar el mundo.”